Vida diaria

Se me ha olvidado…

Salir con un bebé a dar un paseo o viajar con él puede ser una aventura. Un bebé lleva más accesorios que Lady Gaga y aunque repases y pienses que no te has dejado nada, te puedes encontrar con que en la bolsa del carrito no está lo más básico.

Si se te olvidan las toallitas del culete y su bebé se caga…usa papel higiénico mojado como alternativa.

Si se te olvidan los paquetes o tu bebé decide evacuar todo su intestino en una tarde…caso complicado, corre al súper o una farmacia de guardia.

Cosas y más cosas…

Si se te olvida la leche y le toca una toma…este caso me ha pasado y me sentí una muy mala madre (¡cómo se me puede olvidar la leche!) corre a la farmacia o al súper…por suerte estaba en un bar y dejé a la niña con mis amigas para no entrar con ella llorando a moco tendido.

Las de la lactancia de teta me dirán que a ellas la teta no se les puede olvidar. VALE, en este caso y el siguiente estoy de acuerdo.

Si se te olvida el biberón…este caso me ha pasado después del otro, ¿INCREIBLE, VERDAD?. Corre a la farmacia o al súper…aquí no tenia más remedio que entrar con la niña llorando…que vergüenza, la niña llorando y la madre comprando un biberón…decidí entrar con la niña al brazo y el carro en la otra mano y por suerte estuvo callada hasta que la dejé en el carro para pagar. “Fíjate, es que quiere estar al brazo todo el tiempo…”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *