MSPE, viajes

London Calling: Londres con un bebé

Viajar sola con un bebé es posible. Me encanta viajar y no voy a renunciar a ello por ser mamá. Sólo es cuestión de organizarlo y pensarlo todo muy bien. Londres es mi ciudad favorita así que fue nuestro primer destino internacional.

Para empezar, yo llevo al bebé en la mochila de bebé durante el viaje en avión. Veo muy complicado manejar el carro, el bebé y las bolsas yo sola en un aeropuerto. Pero para la ciudad necesito el carro, así que me compré el carro más plegable que encontré y lo facturé en la maleta.

Decidí volar a Heathrow puesto que el apartamento que había alquilado estaba en Caledonian Road, eso suponía hacer viaje directo en metro sin hacer ningún engorroso transbordo, que es lo que hay que evitar en Londres con un bebé y/o maletas. El metro de Caledonian Road tiene ascensor, si, buenas noticias, algunas estaciones de metro tienen ascensor. Se puede consultar cuáles en el mapa del metro sin escaleras.

Los días siguientes me moví mucho en autobús, y si lo hice en metro evité transbordos y en el caso que fuera imposible hacerlo pedí ayuda o hice la siguiente maniobra: llevar la mochila en el carro, poner a la niña en la mochila para salir del metro y llevar el carro con la otra mano (el carro de GB Pockit pesa 4 kg sólo). He de decir que la gente en Londres se ofrece a ayudarte en seguida.

El evento principal por el que viajamos a Londres fue la fiesta vintage Chap Olympiad, para el que yo habia cosido un vestido para mi y otro para Carmen Manuela para ir conjuntaditas y bien guapas.

La vuelta fue un poco más accidentada, puesto que viajábamos Londres-Valencia con conexión en Madrid y perdimos la conexión por retraso del avión y mal funcionamiento de Barajas (evitar conexiones si se puede-nota mental para el siguiente viaje). Al viajar con Iberia, al menos nos dieron un hotel y pasamos la noche en el Meliá Barajas. El siguiente vuelo nos lo daban a las 8 de la noche del día siguiente así que preferí recoger la maleta en el aeropuerto y volver en AVE. ¡O sea que fue más accidentada la vuelta que los días en Londres que fueron fantásticos! Ya tenemos otro viaje internacional en mente… próximo destino: ¡Ginebra!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *