bebe, maternidad

Hechas papilla

Que fácil es todo cuando el bebé toma sólo leche…pero llega un momento que la pediatra empieza a hablar de AC. Suena a corriente alterna, pero no, es ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA. Papillas, vamos….cada cambio con el bebé acojona, y éste mucho. ¿Pero como tolerará la cucharita? ¿Qué cucharita usar??

Con mi hija el inicio con la cucharita fue un trauma total. Cada vez que la veía acercarse a su boca se echaba a llorar como si fuera el monstruo del armario. Daba igual que fuera de plástico que de metal. Probar sabores le gustaba, pero sólo si mami se lo da con el dedito. O en el bibi. Debía pensar: “¿Con lo que me costó pillar lo de chupar del bibe y me quieres meter otra cosa, bruja?”. Era una lucha de titanes en la que la papilla acababa en mi cara, en su ropa, en la pared y un 1% en la boca.

 Papilla everywhere

Agotada de luchar, dejé lo de la cuchara por unos días. TREGUA. Me hablaron de lo de BLW (Baby Led Weaning – como le gusta a la gente inventar siglas y siglas ), o sea, dar cachitos al bebé para que chupe. Me compré un chupete-bolsa donde metes los trozos de fruta etc. Y si, la niña chupaba, pero a ver, comer lo que es comer….

Nos fuimos a Londres unos días y a la vuelta decidí volver a intentarlo. Habia comprado una cuchara de plástico preciosa en el Victoria and Albert museum con estampado de flores de William Morris a ver si el arte me ayudaba. Venga chica, poquito a poquito..mira el avioncito….y oye, ¡AHORA SI!!! Empezó a aceptar la cucharita y a comer papilla para convertirse en la gran tragona y gourmet que es.

MORALEJA: no encabezonarse con que el bebé haga esto o lo otro. Al fin y al cabo, todos acaban comiendo con cuchara, andando y durmiendo en su cama, antes o después.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *